Todos juntos
Un espacio propuesto por EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO

jueves, 12 de diciembre de 2019

SALUDO NAVIDEÑO

El secretario general del Consejo Mundial de Iglesias envía un saludo navideño: "El mensaje navideño es para todos" 

En un saludo navideño, el secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, Rev. Dr. Olay Fykse Tveit, reflexionó sobre cómo se describe el nacimiento de Jesús como el cuidado del Creador por el mundo. 

"Hemos llegado a estar en él", dice Tveit. "Esta es la afirmación bíblica del amor de Dios por el mundo, por el mundo entero". 

Jesús es la vida y la luz de todos y para todos, continúa Tveit. "El mensaje de Navidad nos ayuda a ver todas las cosas y a todos los que Dios ha creado como expresiones de la voluntad y el amor de Dios", dice. "La Sagrada Familia es un signo de toda la familia humana, rodeada de animales y todo lo que Dios creó a través de la palabra." 

La luz y la vida del mundo que celebramos en Navidad son aún más necesarias en un mundo amenazado por la falta de cuidado de la tierra, dice Tveit. "El mensaje de Navidad es para todos y para todos", dice. "La encarnación, que Dios se está convirtiendo en carne, humano y parte del mundo creado, es el asombroso misterio de la Navidad. Este misterio dirige nuestra atención a cómo Dios ama no solo humanos, sino toda la creación a la que nosotros como humanos pertenecemos ". 

Tveit concluye: "Para el futuro de nuestro mundo, el significado de la Navidad es un mensaje para todos nosotros: el amor de Cristo nos mueve a cuidar la creación de Dios". 

Un saludo navideño del Consejo Mundial de Iglesias 

Todas las cosas fueron hechas por medio de ella, y sin ella no fue hecho nada de lo que ha sido hecho.
En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:3-4 

En estos momentos, los símbolos navideños de luz y de vida llenan nuestros hogares e iglesias: belenes, estrellas, árboles de verdes hojas y velas. También los encontramos en las calles, en los mercados y, en ocasiones, en lugares donde no esperábamos encontrarlos. Pueden transmitir un significado y una alegría que trascienden incluso la comercialización de estos símbolos en Navidad. 

Esta Navidad, les invito a poner su atención en un aspecto del mensaje de la encarnación del que no hablamos muy a menudo, pero que se ha convertido en algo muy importante para todos nosotros. El nacimiento de Jesús se describe en el Evangelio según San Juan como el amor del Creador por el mundo. Se nos ha dado la vida a través de él. Esta es la afirmación bíblica del amor de Dios por el mundo, por el mundo en su totalidad. Se transmite a través de la presencia de Dios en nuestra vida humana. Jesús es la vida y la luz de todos y para todos. Jesús como Palabra de la Creación está cerca de nosotros, entre nosotros; es uno de nosotros. Él está aquí por nosotros y por nuestra salvación. 

Debemos pensar, sentir y celebrar la manera en que el mensaje de la Navidad es relevante para nuestra relación personal con Dios. No obstante, el Evangelio también nos ofrece una perspectiva más amplia: el mensaje de la Navidad nos ayuda a ver todas las cosas y a todos los que Dios ha creado como expresiones de la voluntad y el amor de Dios. 

La Sagrada Familia es un símbolo de toda la familia humana, rodeada de animales y de todo lo que Dios creó a través de la Palabra. 

La luz y la vida del mundo que celebramos en Navidad son aún más necesarias en un mundo amenazado por nuestras acciones humanas y por no cuidar nuestra tierra, nuestro hogar común. El mensaje de Navidad es para todos y nos concierne a todos. 

La encarnación (el hecho de que Dios se haga carne, humano y parte del mundo creado) es el maravilloso misterio de la Navidad. Este misterio enfoca nuestra atención en cómo Dios ama no solo a los seres humanos, sino a toda la creación de la cual formamos parte. 

Los grandiosos y resplandecientes símbolos de luz y de vida no solo están ahí para hacernos sentir paz y felicidad: también nos llevan a una nueva perspectiva de toda la creación en la que compartimos nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor. 

El significado de la Navidad es un mensaje para todos nosotros, para el futuro de nuestro mundo: el amor de Cristo nos insta a cuidar de la creación de Dios. Estamos aquí para ser signos de esta vida y esta luz, que representan la presencia de Cristo. 

Rev. Dr. Olav Fykse Tveit
Secretario General
Consejo Mundial de Iglesias


FUENTE:





miércoles, 11 de diciembre de 2019

LAS IGLESIAS EN LA COP25 - MADRID 2019

Grupo interreligioso entrega mensaje a COP25

"Si deberíamos ser fieles a nuestra fe, no podemos estar callados cuando vemos lo que está sucediendo", se lee en la declaración del Comité de Enlace Interreligioso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a la cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP25 que tendrá lugar en Madrid, España, 2-13 de diciembre. “Somos voces impulsadas por la esperanza y la compasión. En la situación más urgente para reducir las emisiones, las tradiciones de fe deben contribuir a la transformación urgente ".

Trabajando juntos en la COP25, el grupo ha estado buscando "ofrecer una voz de esperanza positiva y empoderadora sobre el miedo, de compasión sobre la indiferencia y una acción urgente y justa como una obligación moral".

La declaración “Las comunidades religiosas exigen justicia climática” fue entregada al subsecretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Ovais Sarmad, en una reunión el 9 de diciembre en la COP25 por un grupo de diez personas que representan diferentes partes del mundo. , pueblos indígenas, jóvenes y diferentes religiones.


El reverendo Henrik Grape, moderador del grupo de trabajo del CMI sobre cambio climático, entrega la declaración interreligiosa al subdirector ejecutivo de la CMNUCC, Ovais Sarmad. Foto: FLM / Albin Hillert
Inspirado por la convicción de que las tradiciones religiosas de todo el mundo pueden ser la fuerza fundamental para aceptar la emergencia climática, el grupo tiene una larga historia de participación en eventos internacionales clave relacionados con el cambio climático.

"Con demasiada frecuencia, quienes tratan de resolver la crisis climática ignoran la importancia de nuestros valores, espiritualidad y tradiciones de fe", se lee en el texto de la declaración interreligiosa, que ya fue firmada por más de 20 organizaciones religiosas diferentes y líderes religiosos individuales.

"Tenemos la misión de cuidar la creación de Dios", dice el líder de la iglesia brasileña en la COP25

"Dios nunca es indiferente al cambio climático que debilita a las poblaciones ya debilitadas, empobrecidas y dispersas en todo el mundo", dijo el reverendo Dr. Nestor Friedrich, de Brasil, mientras pronunciaba el sermón durante un servicio de oración ecuménica celebrado el 8 de diciembre, en el Iglesia Evangélica Española, en Madrid, durante la cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático COP25.

"Confesando que nuestro mundo no está abandonado a un destino ciego, que hay un Dios que nos guía, nos fortalece y nos llama a ser testigos de la vida, debemos darnos cuenta de que tenemos la misión de cuidar la creación de Dios", dijo Friedrich, quien es de la Iglesia Evangélica de la Confesión Luterana en Brasil y sirve como vicepresidente para la región latinoamericana de la Federación Luterana Mundial.


Rev. Dr. Nestor Friedrich. Foto: FLM / Albin Hillert

Promovido por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y la Iglesia Evangélica Española, la Oración Ecuménica por la Justicia Climática reunió a miembros de varias iglesias y organizaciones con base en la iglesia que asistieron a la COP25. El programa incluyó el estreno de "As Ice was Melting", una canción homenaje a la joven activista climática sueca Greta Thunberg, escrita por el reverendo Per Harling, un conocido escritor y compositor sueco de música e himnos litúrgicos.

Después del servicio de oración, se llevó a cabo una mesa redonda sobre el tema de la justicia climática en vista de la fe cristiana. La conversación, moderada por el Rev. Henrik Grape, moderador del Grupo de Trabajo del CMI sobre Cambio Climático, exploró temas relacionados con los cambios necesarios para evitar y mitigar los impactos del cambio climático.

A medida que la COP25 continúa hasta el 13 de diciembre, los defensores ecuménicos de la justicia climática continúan expresando su preocupación por la falta de voluntad de frenar las emisiones lo suficientemente rápido como para evitar que las temperaturas aumenten más de 1.5 / 2 C como se estipula en el Acuerdo de París.

El 25 de noviembre, el Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias emitió una "Declaración sobre la emergencia del cambio climático", pidiendo a la COP25 "que establezca las bases para comprometerse a recortes más ambiciosos en las emisiones de gases de efecto invernadero como parte de las contribuciones determinadas a nivel nacional con una visión para alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 y limitar el calentamiento a no más de 1.5 ° C "y" aumentar los compromisos de las naciones ricas para proporcionar financiación climática suficiente, predecible y transparente a las naciones de bajos ingresos para la adaptación y la creación de resiliencia ".

Declaración interreligiosa sobre cambio climático para la COP25 Madrid 2019
(Texto íntegro)


"Las comunidades de fe exigen justicia climática" - 

La urgencia de actuar ahora por la justicia climática

Vivimos en una época de crisis climática severa. Durante décadas, la ciencia ha proporcionado pruebas crecientes de cómo la tierra se ve afectada por el cambio climático inducido por el hombre. La respuesta de aquellos en el poder ha sido inadecuada y lenta. La acción se ha retrasado incluso cuando la voz de advertencia se ha fortalecido. Los movimientos civiles y los municipios de todo el mundo ahora están declarando un estado de emergencia climática, haciendo hincapié en la urgencia con la que debemos abordar la crisis y las acciones transformadoras radicales que requiere. Desde nuestras diferentes tradiciones religiosas, estamos profundamente preocupados por la inacción en la protección del clima y estamos indignados por la injusticia que crean la extracción a corto plazo y las emisiones de CO2.

Las actividades en nuestros sistemas económicos, políticos y sociales están impulsando el aumento de las temperaturas globales, la acidificación de los océanos, la degradación del suelo, la contaminación química y la extinción de especies a tasas sin precedentes en nuestra historia humana. Hasta la fecha, nuestra tasa de emisiones de gases de efecto invernadero conducirá a un aumento de la temperatura global de + 4.8 ° C para 2100, amenazando la supervivencia de todos los que amamos y los ecosistemas de los que dependemos ahora y las generaciones futuras.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático ha concluido que con una acción climática urgente y sin precedentes, todavía tenemos la oportunidad de estabilizar las temperaturas de la superficie global a 1.5 C por encima de los niveles preindustriales. Esto salvaría a millones de personas del sufrimiento y la pérdida de vidas, cientos de miles de especies de la extinción, y permitiría la supervivencia de muchos ecosistemas sensibles. Cada día de retraso nos acerca a todos al fracaso.

Acuerdo de París: ¡Las partes tienen que cumplir!

El Acuerdo de París ha sido un hito en la forma de luchar y abordar los impactos adversos del cambio climático. Este marco legalmente vinculante debe implementarse con acciones concretas y requiere una fuerte voluntad y política para tener éxito. Sin embargo, hoy estamos profundamente preocupados por la falta de voluntad de frenar las emisiones lo suficientemente rápido como para evitar que las temperaturas aumenten más de 1.5 / 2 C como se estipula en el Acuerdo de París. Las ganancias políticas a corto plazo y las ganancias económicas a corto plazo desafían profundamente el espíritu de cooperación que hizo realidad el Acuerdo de París y obstaculizan su implementación efectiva. El hecho de que casi todos los gobiernos no adopten suficiente acción climática necesaria para estabilizar las temperaturas a un límite de 1.5 C es un fracaso de la humanidad para actuar.

Actúa ahora, sin excusas para la inacción.

Hablamos en un momento en que el conocimiento, las tecnologías de energía renovable y eficiencia energética, los métodos de agricultura sostenible y los patrones de consumo existen para una rápida transformación de aquellas actividades que impulsan el cambio climático. Sin embargo, en lugar de una acción suficiente, vemos un creciente número de líderes en

gobiernos y empresas, particularmente en los sectores de combustibles fósiles y agricultura industrial, sentando las bases para el apoyo futuro de diversas formas de ingeniería climática. Estas "soluciones técnicas" siguen sin comprobarse a escala, presentan un riesgo moral profundo y crearán una serie de consecuencias no deseadas que ocasionarán daños sociales y ambientales adicionales. Algunos de estos enfoques pueden abordar los síntomas del cambio climático y ofrecer beneficios limitados a las naciones vulnerables, pero no abordarían las causas políticas, culturales y económicas de la crisis climática y no harían nada para reducir la contaminación del aire generada por la quema de combustibles fósiles. que mata a millones de personas anualmente.

No debemos permitirnos soñar con una colección de soluciones tecnológicas no probadas para enfoques de sentido común. Por ejemplo, las soluciones basadas en la naturaleza son esenciales para abordar la crisis climática, particularmente la protección, restauración y manejo sostenible de los bosques tropicales del mundo.

La juventud exige justicia intergeneracional

Todavía tenemos la oportunidad de evitar un sufrimiento profundo ahora y en el futuro. Hoy, los jóvenes de todo el mundo exigen justicia climática. La justicia climática es una cuestión de justicia intergeneracional. . Hemos sido testigos del poder de las voces jóvenes creando un movimiento y reuniendo a millones de voces para avanzar en la acción climática. Como personas de fe, nos unimos a los jóvenes en el llamado a una mayor ambición, contribución y acción climática. Juntos proclamamos que el grito de los pobres y el grito de la Tierra están completamente interconectados.

Solo transiciones económicas

El cambio climático ilustra una injusticia global que debe resolverse con una transición justa. Un porcentaje menor de los habitantes de la Tierra contribuye con la mayor parte de las emisiones de CO 2 . La crisis climática es sistémica y revela que los sistemas económicos que necesitan la explotación de la tierra más allá de sus límites también explotan a las personas y crean desigualdad. Los trabajadores que dependen de una economía fósil y otras industrias contaminantes deben participar en la transición y no quedarse atrás.

Las injusticias generadas por las estructuras económicas o políticas empeoradas por la crisis ambiental son más difíciles de superar. Como líderes de fe, hacemos de esto un llamado moral a la conciencia. Hacemos responsables a nuestros líderes políticos de la protección de sus ciudadanos actuales y futuros del sufrimiento evitable que creará nuestra inacción.

La justicia climática debe incluir la justicia social

El país que iba a albergar la COP25, Chile, vivió las consecuencias de su modelo extractivista y neoliberal en las últimas semanas, cuando su pueblo se levantó por más dignidad. La represión utilizada por el gobierno en reacción muestra cómo los derechos humanos y los derechos de la naturaleza están intrínsecamente conectados. Todos somos parte de la tierra y el respeto por nuestra integridad está en el corazón de la lucha por un sistema socioeconómico que honre la vida. En este sentido, la crisis climática es también una crisis cultural y espiritual.

Promovemos un cambio sistémico, cultural y espiritual que puede traducirse en transformaciones económicas y políticas en la forma en que vivimos, producimos y consumimos. Es esencial que nuestros estilos de vida y

Las políticas gubernamentales se desarrollan respetando los límites del planeta. Esto nos llama a defender a los más vulnerables de nuestro mundo. En nuestras diferentes tradiciones de fe encontramos orientaciones que hablan de la importancia de abstenerse en favor de los menos afortunados. Ayunar por los derechos de los demás a una buena vida.

Nuestra casa común, la Madre Tierra, está amenazada: nuestra fe nos exige que hablemos y actuemos.

Como personas de fe, compartimos el entendimiento de que la vida es un regalo para nosotros y debemos compartirlo y ser responsables en nuestras acciones. La crisis climática es real en las comunidades religiosas de todo el mundo. Las comunidades religiosas a menudo son las primeras en responder a catástrofes relacionadas con el clima. Pero nuestra tradición de diferentes religiones nos insta a hablar y responder a la injusticia del cambio climático. Estamos llamados a tratar nuestro hogar común, la Madre Tierra, de una manera que no arriesgue el futuro. Las comunidades de fe en todo el mundo apuntalan nuestros valores y nuestra comprensión de lo que debe ser una buena vida. Con demasiada frecuencia, quienes tratan de resolver la crisis climática ignoran la importancia de nuestros valores, espiritualidad y tradiciones de fe. Las tradiciones de fe de todo el mundo pueden ser la fuerza fundamental para llegar a un acuerdo con la situación en la que nos encontramos ahora.

Las voces de transformación que necesitan ser escuchadas.

En las transformaciones que necesitamos, las voces de los grupos excluidos, como las mujeres, las personas de color, los pueblos indígenas y los jóvenes son especialmente importantes. Los pueblos indígenas se encuentran entre los que están a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático. Los pueblos indígenas a menudo tienen en sus diversas y nutridas tradiciones una comprensión de la interconexión entre toda la vida en la Tierra y centran perspectivas a largo plazo que involucran la sabiduría de los antepasados ​​y el cuidado de las generaciones venideras. Ofrecen un regalo que es necesario para una acción climática sostenible y justa.

No hay tiempo para esperar, tenemos esperanza.

No tenemos tiempo para esperar. Como comunidades de fe, buscamos ofrecer una voz positiva y empoderadora de esperanza sobre el miedo, de compasión sobre la indiferencia y la acción urgente y justa como una obligación moral. Alentamos la responsabilidad personal y política, la acción climática inmediata y justa, la financiación climática suficiente y una transformación positiva de las estructuras sociales, así como un cambio de mentalidad.

Tenemos fe y esperamos que, como humanidad, podamos unirnos para abordar la grave crisis climática y abrir ventanas para un futuro mejor.

Firmantes de la declaración:

Consejo Mundial de Iglesias
ACT Alianza
Federación Luterana Mundial
Greenfaith
Pacific Conferencia de Iglesias
Socorro Islámico
Red Católica Juvenil para la Sostenibilidad Ambiental en África (CYNESA) 
Aytzim: Judaísmo Ecológico
Iglesia Presbiteriana EE. UU. (PCUSA)
Federación Mundial de Estudiantes Cristianos (WSCF)
WSCF Europa
La Alianza Interreligiosa y Espiritual por el Clima (AIEC), Chile
Coopération Internationale pour le Développement et la Solidarité (CIDSE)
SAFCEI Sudáfrica
El Centro Interreligioso para el Desarrollo Sostenible / Rabino Yoanatan Neril Red
Interreligiosa de Luz
Interreligiosa Noruego
Consejo Ecuménico de la Juventud en Europa (EYCE)
Eden Vigil (EE. UU. Y Canadá)
Ayuno por el clima
Ayuno interreligioso canadiense por el clima
Cuáqueros en Gran Bretaña
Instituto de Estudios de Religión (ISER), Brasil
Movimento Fé no Clima, Brasil
Proyecto de testigos climáticos de la Iglesia Cristiana Reformada (América del Norte)
Rev. Chebon Kernell, pueblos indígenas de América del Norte
Obispo Philipp Huggins, Consejo Nacional de Iglesias en Australia
The Rt. Rev. Obispo Marc Andrus, Diócesis de California, EE
. UU. Rev. Elizabeth Bussman, Oficial Diocesana de Medio Ambiente de la Diócesis Anglicana en Europa
Red Ambiental de la Iglesia Anglicana del Sur de África (Anglicanos Verdes)

FUENTE:
https://www.oikoumene.org/






martes, 10 de diciembre de 2019

EN ADVIENTO, CRECE EL GERMEN DE UN MUNDO NUEVO


EN ADVIENTO, CRECE EL GERMEN DE UN MUNDO NUEVO 

por Carmen Herrero

Adviento, tiempo de espera y esperanza porque la profecía de Isaías se cumple: "Saldrá un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago" (Is 11,1). Ese vástago crece ya en el seno de María, el germen de un mundo nuevo: el Hijo del Dios que se encarna, tomando la naturaleza humana. Adviento, espera gozosa, porque un niño va a nacer: El Emmanuel, el Dios-con-nosotros, hecho niño, vulnerable, frágil y pobre; necesitado, como cada ser humano, del cuidado y de la ternura materna y paterna. Necesitado de ser consolado de su llanto y arrullado en el regazo maternal 

Saldrá un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago (Is 11,1)
María nos enseña el camino para que Jesús nazca también en nuestro propio corazón y en nuestro mundo: humildad, confianza, abandono, entrega, fidelidad y acogida al plan de Dios. Adviento, tiempo de espera vigilante y orante; tiempo de ternura y delicadeza en las relaciones fraternas, desde un amor creativo e intuitivo que favorece el crecimiento espiritual y teologal en mí y en mi entorno, para acoger en mi seno y en el seno de mi familia, a Dios hecho hombre que se empeña en nacer en mi corazón y en el corazón de la comunidad, en el corazón de la historia. Espera confiada en la venida del Señor significa "reverdecer", permitir que florezca la esperanza en mi corazón, dejando paso al germen de la Vida que pronto va a nacer. 

En nuestro mundo actual, hay mucho sufrimientos e injusticias: paro, problemas económicos y éticos; rupturas familiares, niños explotados, de mil maneras, maltratados y abandonados, sin amor de una familia estable ni hogar cálido. Soledad de los ancianos y de los enfermos, abandono de los más pobres y desfavorecido de la sociedad. Violencia de género, guerras y terrorismo que provocan la avalancha migratoria con todo el riesgo y sufrimiento que ello conlleva. 

Ante tal realidad social, ¿cómo seguir esperanzados? ¿Cómo vivir el Adviento con júbilo en la espera de que un mundo diferente es posible? Cierto, lo que no se espera nunca acontece. La esperanza habita en toda persona, poco importa la raza y la religión; es la fortaleza esencial del ser humano para superar las dificultades de la vida. La esperanza nos lleva a exclamar: ¡mañana será mejor!, ¡esperemos, confiemos! 

Tal vez, el sentido real de nuestra espera sea poner manos a la obra. Pues vivir el Adviento implica, para el cristiano, ser sembrador; sembrador de semillas de esperanza, de igualdad y de fraternidad en un mundo quebrado, disgregado y olvidado de los valores esenciales de la vida. El Adviento nos lleva a descubrir la alegría de la espera paciente, creativa y comprometida en la defensa de los derechos humanos de los más pobres y desamparados de la sociedad y de cuantos nos rodean. El Adviento nos exhorta a ser solidarios, hacernos presentes en la historia de la salvación de nuestro mundo actual, de las instituciones y de la sociedad. 

El Adviento nos motiva a la audacia, a la creación de algo nuevo, a la entrega generosa para la construcción del Reino y de la felicidad de nuestros hermanos, aquí y ahora. El Adviento es tiempo de espera, pero también es tiempo de acción y compromiso efectivo y afectivo, que nos lleve a crear un mundo más humano, más justo y fraterno; rompiendo tantas cadenas como nos atan, tanto anonimato y soledad que hunde a las personas en el abismo sin fondo, en la tristeza y la destrucción. Crear una sociedad donde la presencia de Reino sea una realidad viva y esperanzada, que abre horizontes de realización y felicidad; de justicia y de paz, de respeto y tolerancia a la diferencia, creando la fraternidad universal. 

María, tú que eres la figura central del Adviento enséñanos a vivirlo desde la interioridad, la fe y la caridad; en espera activa de que un mundo mejor es posible; porque el Verbo se ha encarnado y habita entre nosotros, colmando todo nuestro anhelo de justicia, liberación y salvación: “Él es el Príncipe de la Paz(Is 9,6)

Sor Carmen Herrero Martínez
Fraternidad Monástica de Jerusalén







lunes, 9 de diciembre de 2019

MÍSTICA DE PUERTAS ABIERTAS


MÍSTICA DE PUERTAS ABIERTAS
VII FORO DE ENCUENTRO INTERRELIGIOSO (FEIR)


Exposición sobre 6 místicos de diferentes religiones:
Amma, Fethullah Gülen, Baha’ullah, Thomas Merton,
Dalai Lama, Abraham Joshua Heschel.


PROGRAMA

SÁBADO, 14 DE MARZO


9:30 Recepción
10:00 Bienvenida
10:10 Oración inicial
10:30 Ponencia sobre la mística hinduista Amma
11:00 Coloquio
11:30 Descanso
12:00 Ponencia sobre Fethullah Gülen en relación con Rumi
12:30 Coloquio
13:00 Trabajo en grupos
14:30 Comida compartida
16:30 Presentación de la tarde
16:40 Oración
17:00 Ponencia sobre Baha´ullah
17:30 Coloquio
16:00 Descanso breve
16:15 Ponencia sobre Thomas Merton
16:45 Coloquio
19:15 Coro africano de la Esperanza

DOMINGO, 15 DE MARZO

10:00 Bienvenida
10:10 Oración inicial
10:30 Ponencia sobre el Dalai Lama
11:00 Coloquio
11:30 Descanso
12:00 Ponencia sobre el rabino Abraham Joshua Heschel
12:30 Coloquio
13:00 Celebración interreligiosa
13:45 Despedida

LUGAR Y FECHAS:

RESIDENCIA AMOR DE DIOS
C/ ASURA, 90 - MADRID

14 Y 15 DE MARZO DE 2020

INSCRIPCIONES:

Área CONFER de Misión y Cooperación
91 519 36 35 Ext: 2004
sec.myc@confer.es
www.confer.es

BOLETÍN DE INSCRIPCIÓN
PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA VER MÁS GRANDE


domingo, 8 de diciembre de 2019

TALLER DE ECUMENISMO

SABIÑÁNIGO
CURSO 2019 - 2020
TALLER DE ECUMENISMO

El próximo miércoles 11 de diciembre dará comienzo en Sabiñánigo un TALLER DE ECUMENISMO dirigido a toda persona que esté interesada en el tema.

La entrada es libre y gratuíta

El taller está elaborado por la Delegación episcopal de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de Zaragoza, y el Director del mismo para Sabiñánigo será D. Manuel Montañés, secretario de la delegación. El taller se compone de diez temas, cinco se desarrollarán este curso 2019-2020 y los otros cinco el curso que viene. Será un taller gratuito y abierto a toda persona que desee asistir. 

Datos de interés:

Hora: 20’00 horas

Lugar: Salón del Club parroquial de Cristo Rey, plaza de España, 2. Sabiñánigo Huesca

Programación:

DICIEMBRE
11 de diciembre. Miércoles. 20’00 horas
Tema 1: ¿Qué es el ecumenismo?

FEBRERO
12 de febrero. Miércoles. 20’00 horas
Tema 2: Nacimiento del ecumenismo

MARZO
11 de marzo. Miércoles. 20’00 horas
Tema 3: Desarrollo del ecumenismo

ABRIL
15 de abril. Miércoles. 20’00 horas
Tema 4: El diálogo

JUNIO
10 de junio. Miércoles. 20’00 horas
Tema 5: La unidad


OS ESPERAMOS


viernes, 6 de diciembre de 2019

EL SILENCIO DE MARÍA EN ADVIENTO


EL SILENCIO DE MARÍA 

por Carmen Herrero

Hablar hoy del silencio, en nuestra sociedad, es algo insólito, es tema de otros tiempos; incluso en la vida religiosa se ha perdido el práctica del silencio. El silencio no se ve como un bien humano y sicológico y menos como una necesidad y un valor, excepto para algunas minorías que lo buscan, lo cultivan y lo viven porque han comprendido y saboreado su profundidad, su riqueza humana y espiritual. Dice la Sagrada Escritura: “Guarda silencio y yo te enseñaré sabiduría(Job 33,33). En este tiempo, de Adviento, me he sentido atraída por el silencio de María, deseando aprender de ella a vivir el silencio contemplativo de la Presencia viva en mi interior y en todo lo que me rodea. Desde este silencio deseo vivir el Adviento en toda su profundidad. Adviento es tiempo de espera esperanzada porque Dios se encarna en el seno de una doncella virgen, llamada María. "La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa: «Dios con nosotros»" (Mt 1,23) 

El silencio de María es una de las actitudes en las que deberíamos meditar y profundizar en este tiempo de Adviento. María ha recibido al Verbo en su seno y vive el “adviento de nueve meses” en total silencio y contemplación ante tan gran misterio. Nada tiene que ver con el Adviento que, en general, vivimos los cristianos, tan lleno de folclore y publicidad que anuncian una falsa Navidad que está muy lejos de festejar y celebrar el nacimiento del Emmanuel, el Dios-con-nosotros. La Navidad cristiana en nada se parece a lo que las multinacionales presentan y ofrecen, su marketing fomenta el consumo que está muy lejos de favorecer la celebración la Navidad desde una dimensión de gozo y acción de gracias por el don maravilloso que Dios nos hace al enviarnos a su propio Hijo. “La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros(Jn 1,1-8)

María silencia el misterio que anida en su entraña. El silencio de María, en torno a la encarnación del Verbo, está envuelto en la humildad, el amor y la adoración. Nos parecería lo más normal que ella hubiese anunciado, al menos a las personas más íntimas y queridas, que el Mesías iba a nacer, que en su seno se había encarnado el misterio incomprensible para la inteligencia humana, incluso para ella misma y José, su esposo. Sin embargo, María, desde su profunda humildad, guarda silencio, pues comprende que no le corresponde a ella anunciar un tal misterio. María se calla, para dejar que Dios hable. Ella confía y adora. Dios verá el momento y elegirá los instrumentos que él considere necesario para revelar el misterio de la Encarnación en el seno de María. A José, es el ángel quien se lo revela, en un sueño: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados» (Mt 20,21). Y a Isabel, es el Espíritu Santo en el encuentro con María quien le hace proclamar: “¡Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres, y ha bendecido a tu hijo! ¿Quién soy yo, para que venga a visitarme la madre de mi Señor? Pues tan pronto como oí tu saludo, mi hijo se estremeció de alegría en mi vientre. ¡Dichosa tú por haber creído que han de cumplirse las cosas que el Señor te ha dicho!(Lc 1,39ss)

María en el silencio orante cree y espera. En el nacimiento, serán los ángeles los embajadores de anunciar la venida del Hijo de Dios. "Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada. Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño. Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: Os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre». Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace»(Lc 2,9-11)

María, desde el anuncio de la Encarnación, vive sumergida en su interior, envuelta en un silencio de gratitud y adoración; y apenas nacido el niño, la vemos silenciosa y maravillada ante lo sucedido: “El Hijo de Dios hecho hombre”. Y en este silencio contemplativo transcurre toda su vida. Para María, el silencio es una actitud interior constante. El silencio de María no consiste en la ausencia de palabra, sino en la presencia de Dios. María acoge y contempla a Dios encarnado en ella. Podríamos decir que dos son las razones del silencio de María: la necesidad de interiorizar el misterio que le sobrepasa: Dios hecho Hombre en su propio seno y el deseo de acoger este gran misterio desde el amor que ella, creatura humana, es capaz de dar a su Creador. Estas dos razones derivan de la fe y de la humildad de María. Ella, la predilecta del Padre, la amada y elegida, se sumerge en ese silencio amoroso, como el mejor signo de agradecimiento al don que ha recibido del Padre. Pensemos que el silencio es el lenguaje del más puro amor, la intimidad más profunda y lograda se realiza siempre en silencio. El silencio en compañía es lo que mejor expresa el amor. Por esto, ante esta realidad, toda palabra es vana y María guarda silencio para entrar en ella misma y desde lo más profundo de ella vivir bajo la acción de Dios el misterio de la maternidad divina. 

María sabe que la Encarnación de Dios es para todos, que ella solamente es el instrumento que Dios ha elegido. Por eso quiere eclipsarse en el silencio, para dejar todo el protagonismo a Dios hecho Hombre, para que los hombres vean, ante todo, a Jesús y le reconozcan como el Hijo de Dios, el Salvador. María queda en la penumbra para que Jesús resplandezca; él que es la luz del mundo, el centro, la atracción de todos los hombres y de todos los pueblos. El silencio y olvido de sí van muy unidos. María se olvida totalmente de ella para mostrarnos a su hijo salido de sus entrañas: Jesús. La iconografía pone muy de manifiesto este gesto de María mostrando en primer plano a Jesús, en una postura de entrega y olvido de sí, ella siempre se queda en segundo plano. 

En nuestra vida el silencio interior y el olvido de sí, unido a la humildad, deberían ser una meta a alcanzar, sabiendo desaparecer para que Jesús se haga más visible en nuestro mundo a través de nuestra vida. Nuestra vida es la que realmente debe manifestar a Jesús. Esto conlleva una gran exigencia que solamente podremos vivir desde la dimensión contemplativa que nos sumerge en la adoración, dejando el protagonismo personal para darle todo el protagonismo al Hijo de Dios, como lo hizo María. 

Si realmente este Adviento llegamos a comprender y gustar el silencio, viviremos con gozo el tiempo de espera; porque el silencio no es ausencia de palabras, sino presencia de Dios en nuestro corazón. Adviento no es solamente un tiempo determinado, sino una disposición permanente del interior, del corazón. Cuando se vive esta presencia, también se vive en armonía, en el gozo que produce el encuentro con el ser amado; de alguna manara participamos de ese gozo de María que le hizo permanecer siempre como mujer serena ante todos los acontecimientos de su vida. “Vuestra fuerza está en el silencio(Is 30,15)

María, en este tiempo del Adviento, te llamamos Madre de la Esperanza, porque tú das al mundo al Hijo de Dios, enviado para la salvación de quienes realmente lo acogen en su corazón y se dejan salvar por su gran amor. Te pedimos intercedas por tus hijos e hijas, para obtener el don del silencio, la fuerza para oponernos a la corriente moderna del ruido estresante, de las palabras vacías y sin sentido; y concédenos la capacidad de escuchar a Jesús, el único que realmente puede decirnos palabras de vida eterna. 

El silencio es la bella melodía del Espíritu. 
La música callada de tu alma. 
¡Escúchalo!


Sor Carmen Herrero Martínez
Fraternidad Monástica de Jerusalen




miércoles, 4 de diciembre de 2019

VÍSPERA ECUMÉNICA DE NAVIDAD - ZARAGOZA


Nos complace comunicaros que el próximo día 11 de diciembre, a las 19'30 horas, en la parroquia de la Dormición de la Madre del Señor, de la Iglesia ortodoxa rumana, calle Florentino Ballesteros nº 23, de Zaragoza se celebrará organizado por la Delegación episcopal de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de Zaragoza las Víspera ecuménicas de Navidad. 

Estamos todos invitados.


Miércoles 11 diciembre 2019
19'30 horas
Parroquia Dormición de la Madre del Señor
Zaragoza
VISPERAS ECUMÉNICAS DE NAVIDAD

Coro interpretando Villancicos




lunes, 2 de diciembre de 2019

ACTOS ECUMÉNICOS EN ARGENTINA - DICIEMBRE 2019


AGENDA ECUMÉNICA
DICIEMBRE 2019
ARGENTINA
2 diciembre

Encuentro Ecuménico e Interreligioso 

Hora: 18’00 horas 
Guía: Adriana Guevara 
Basados en el estudio y la comparación de textos sagrados 
Entrada libre 
Parroquia Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, Alcaraz 5750, 
Buenos Aires 

Conversatorio Grupo GIMPEL 

Hora: 18’00 horas 
Espacio generado para el intercambio de ideas, experiencias y opiniones sin censura.
Abierto al público en general, sin restricciones. 
Tu participación hará más interesante el encuentro, te esperamos. 
Librería San Pablo, Callao 325 
Buenos Aires 

7 diciembre 

Jornada de Encuentro Interrreligioso 

“El diálogo interreligioso no es un lujo. Es algo de nuestro mundo, herido por conflictos y divisiones, necesita cada vez más” Papa Francisco 
Hora 9¡00 horas 
Intervendrán: 
Judaísmo: Profesora Bimba Brenner, coordinadora del Diálogo Interreligiosos de la Comunidad Lamroth Hakol 
Islam: Profesor Isa Altekin, miembro del Centro Alba y Director General del Centro de lengua y cultura Turca 
Pueblos originarios: Sr. Chisuito Flores 
Lugar: Seminario Catequítico “María sede de la Sabiduría” 
Cullen 5193 
Buenos Aires 

9 diciembre 

Encuentro Ecuménico e Interreligioso 

Hora: 18’00 horas 
Guía: Adriana Guevara 
Basados en el estudio y la comparación de textos sagrados 
Entrada libre 
Parroquia Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, Alcaraz 5750, 
Buenos Aires 

Conversatorio Grupo GIMPEL 

Hora: 18’00 horas 
Espacio generado para el intercambio de ideas, experiencias y opiniones sin censura.
Abierto al público en general, sin restricciones. 
Tu participación hará más interesante el encuentro, te esperamos. 
Librería San Pablo, Callao 325 
Buenos Aires 

16 diciembre 

Encuentro Ecuménico e Interreligioso 

Hora: 18’00 horas 
Guía: Adriana Guevara 
Basados en el estudio y la comparación de textos sagrados 
Entrada libre 
Parroquia Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, Alcaraz 5750, 
Buenos Aires 

Concierto Judeo-Cristiano 

Celebrando juntos Januca y Naidad 
Orquesta San Ignacio y Solistas y Coro de Buenos Aires Lírica 
20'00 horas 
Parroquia de San Ignacio de Loyola. Bolivar 225 
Buenos Aires 

19 diciembre 

Celebración Navideña Ecuménica

“Jesús, Justicia y Paz para su pueblo" 
Hora: 20’15 horas 
Pedido solidario: juegos (dominó, damas, ajedrez) juegos en general. Ropa para varón de 4 a 12 años (short, pantalones) y para el aseo personal de las mamás que deben internarse con sus chiquitos en el Hospital de Niños: jabón, cepillo de dientes, dentífrico, toallas, toallones, toallas femeninas, desodorante. 
Invitan las Iglesias Cristianas de Palermo 
Parroquia Nuestra Señora de Loreto 
Juncal y Coronel Díaz, 
Buenos Aires 

23 diciembre 

Encuentro Ecuménico e Interreligioso 

Hora: 18’00 horas 
Guía: Adriana Guevara 
Basados en el estudio y la comparación de textos sagrados 
Entrada libre 
Parroquia Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro, Alcaraz 5750, 
Buenos Aires 




domingo, 1 de diciembre de 2019

CARTA DE ADVIENTO 2019

ADVIENTO 2019 



EL ADVIENTO NOS ANUNCIA 
UNA VISITA 

Queridos amigos: 

Con la llegada del Adviento recibimos una invitación a ponernos en camino. Un camino que hacemos para vivir el misterio de Cristo en la historia. Que fuerza tienen estas palabras: “Cristo es el mismo ayer, hoy y siempre” (Cfr. Hb 13,8). En cambio la historia cambia y necesita ser evangelizada constantemente, necesita renovarse desde dentro y la única verdadera novedad es Cristo. Porque en Cristo está la realización plena y el futuro luminoso del hombre y del mundo. 

Os invito a que entremos de lleno a descubrir cómo el Adviento es, fundamentalmente, una visita. Es la visita de Dios: quiere entrar en nuestras vidas y quiere dirigirse a cada uno de nosotros, y quiere entrar en nuestra historia y en la historia de todos los hombres. 

Para recibir esta “visita”, debemos tener el traje limpio y el corazón sencillo, ya que Jesús no vino al mundo como un poderoso, sino “como un brote”, un vástago humilde y manso que ha venido para los humildes, para los mansos, a traer la salvación a los enfermos, a los pobres y a los oprimidos. 

Si queremos descubrir y vivir el Adviento, necesitamos los ojos de un pobre y el corazón de un enamorado de Dios y de nuestro prójimo. 

En los próximos domingos de Adviento, os invito a que os dejéis llenar por la Palabra de Dios y para esto necesitamos: “Velar”, para que el Señor coja nuestro corazón; “descubrir” que el Señor es el Rey verdadero; “confiar” en el envío evangelizador; y “creer” como una adhesión incondicional a Dios que nos ama entrañablemente. 

Adviento y Navidad son tiempos marianos. Pongámonos en las manos de María al comenzar esta nueva etapa. Pidámosle que nos acerque al manantial de la vida que se manifestará en el Emmanuel, el Dios con nosotros. 

Pidamos, en este tiempo, que caminemos al encuentro de Dios entre nosotros. Que el Señor nos dé esta gracia. 

Un abrazo 

Fernando Jordán Pemán
Párroco
Parroquia Inmaculado Corazón de María. Jaca





sábado, 30 de noviembre de 2019

AGENDA INTERCONFESIONAL DICIEMBRE


DICIEMBRE
1.- 

Primer domingo de Adviento. 

El primer domingo de adviento se refiere al primer domingo del periodo del año litúrgico cristiano, en latín: “Adventus Redemptoris” el cual quiere decir “Venida del Redentor”.

Este periodo de tiempo está dado para preparar el espíritu para la llegada del nacimiento de Cristo (25 de diciembre) la extensión de este periodo varia de entre 21 a 28 días, ya que comprende los 4 domingos anteriores a navidad.

Los fieles lo consideran un tiempo de reflexión y perdón, y en la Iglesia ortodoxa, el Adviento se extiende desde el 17 de diciembre hasta el 6 de enero inclusive.

Fiesta del Beato Carlos de Foucauld. (1858-1916) 

Carlos de Foucauld (Hermano Carlos de Jesús) nace en Francia, en Estrasburgo, el 15 de septiembre 1858. Ya de adolescente, pierde la fe. A los 25 años emprende una peligrosa exploración de Marruecos (1883 - 1884). El testimonio de fe de los musulmanes despierta en él un cuestionamiento sobre Dios: «Dios mío, si existes, haz que te conozca». Pasa 7 años en la Trapa, primero en N.S. de las Nieves, después Akbes, en Syria. Después, vive solo en la oración y adoración cerca de las Clarisas de Nazareth. Ordenado sacerdote a los 43 años (1901) parte al Sahara, primero Beni-Abbes, después Tamanrasset en medio de los Tuaregs del Hoggar. Al atardecer del 1 de diciembre 1916, fue asesinado por una banda que rodeó la casa.

Siempre soñó compartir su vocación con otros: después de haber escrito varias reglas religiosas; pensó que esta «vida de Nazaret» podía ser vivida en todas partes y por todos.

2.- 

Estudio Bíblico Interconfesional

Centro Ecuménico “Julián García Hernando”
A las 18'00 horas
c/ José Arcones Gil, 37 – 2º
MADRID

3.-

Curso de Formación Ecuménica

A las 18'00 horas
La inspiración ecuménica de la convocatoria del Vaticano II
1959-2019
por Michelle Taba
Lugar: Centro Ecuménico “Julián García Hernando”
c/ José Arcones Gil, 37 – 2º. MADRID

San Francisco Javier. 

Fiesta de la Iglesia Católica.
Patrón de las Misiones..

5.-

Ciclo sobre las religiones y la paz mundial 

20'00 horas: 
"Mujeres místicas: Râbi'a de Basora y Teresa de Ávila", por Ana Salto Sánchez del Corral, licenciada en Filología Árabe y en Ciencias Religiosas.
Centro Pastoral "Padre Arrupe" c/ San Ignacio, 2
Málaga 

8.- 

Inmaculada Concepción. 

Fiesta de la Iglesia Católica.

Fiesta Budhista de BUDA.(Rohatsu). 

Fiesta mahayana del despertar de Gautama convertido en Buddha (Despierto) bajo el árbol de la iluminación. Día de Buda, o Rohatsu. En la tradición zen del Japón, Buda alcanza la iluminación cuando, en este octavo día, la estrella del amanecer aparece sobre el horizonte. Los monasterios Zen suelen programar una sesshin de una semana y meditar toda la noche del séptimo al octavo día, durante la llamada Rohatsu Sesshin.

9.- 

Estudio Bíblico Interconfesional

Centro Ecuménico “Julián García Hernando”
A las 18'00 horas
c/ José Arcones Gil, 37 – 2º
MADRID

10.-

Curso de Formación Ecuménica

A las 18'00 horas
La actualidad de la Declaración conjunta de la doctrina de la justificación
1999-2019
por Juan Sánchez
Lugar: Centro Ecuménico “Julián García Hernando”
c/ José Arcones Gil, 37 – 2º. MADRID

11.- 

Fiesta hindú Dattatreya Jayanti. 

Fiesta religiosa que conmemora a la divinidad Dattatreya, una encarnación de la Trinidad (Trimurti) de los dioses Brahmá, Vishnú y Shivá. Generalmente a Dattátreia se le representa con tres cabezas, que simbolizan a los tres dioses Brahmá, Vishnú y Shivá. Podría representar cualquier tríada (pasado, presente y futuro, o los tres estados de la conciencia en el hinduismo: la vigilia, el sueño y el dormir sin soñar).

Taller de Ecumenismo

El taller está elaborado por la Delegación episcopal de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de Zaragoza, y el Director del mismo para Sabiñánigo será D. Manuel Montañés, secretario de la delegación. El taller se compone de diez temas, cinco se desarrollarán este curso 2019-2020 y los otros cinco el curso que viene. Será un taller gratuito y abierto a toda persona que desee asistir. La hora: las 20’00 horas y el lugar el Salón del Club parroquial de Cristo Rey. 
Tema 1: ¿Qué es el ecumenismo?
Club parroquial Cristo Rey. 20'00 horas
Plaza de España, 2
SABIÑÁNIGO (Huesca)

12.- 

Nuestra Señora de Guadalupe. 

Fiesta de la Iglesia Católica.
Patrona de las Américas.

22 al 30.- 

Fiesta Judía de Janukáh. 

La Fiesta de Janucá (Hanukkah) comienza al anochecer de la víspera del 23 de diciembre, y las celebraciones se extienden durante ocho días. Estas fechas cambian todos los años, pero siempre tiene lugar durante el mes de diciembre.

El Janucá conmemora la derrota de los helenos, la recuperación de la independencia judía, y la posterior purificación del Sagrado Templo de Jerusalén que había sido tomado por el Imperio Greco-Sirio e impedía a los judíos profesar su fe.

Según tradición ocurrió un milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del Templo durante ocho días consecutivos con una ínfima cantidad de aceite. Esto dio origen a la principal costumbre de esta festividad, que es la de encender de forma progresiva un candelabro de nueve brazos conocido como Menorá de Janucá.

Las Luminarias de Janucá se encienden al atardecer, que es cuando comienza el día según la tradición judía. Es costumbre encender progresivamente las velas, una la primera noche, dos la segunda, y así sucesivamente hasta completar las ocho. Una “vela extra” conocida como shamash (la vela que está al servicio, en lo alto) se enciende primero y se emplea para encender a las demás. Gracias a este candelabro, los niños de la casa pueden saber en qué noche de Janucá están, simplemente contando las velas (la más alta no se contabiliza).

El Janucá es una festividad muy especial para todos los judíos. Es una de las celebraciones más importantes del calendario de fiestas judías junto con el Pésaj (Pascua) y el Año Nuevo Judío.

25.- 

Navidad. 

Católicos y Protestantes. 
El 7 de enero es Navidad en los países ortodoxos que mantienen el calendario juliano en sus celebraciones litúrgicas. El desfase entre ambos calendarios es de 13 días y por eso la Navidad se celebra en Oriente 13 días después que en Occidente.

26.- 

San Esteban. 

Fiesta de la Iglesia Católica.
Primer mártir.

Conmemoración Mazdea de la muerte de Zarathushtra. 

27.- 

San Juan. 

Fiesta de la Iglesia Católica.
Apóstol y Evangelista.

28.- 

Santos Inocentes. 

Fiesta de la Iglesia Católica.
Mártires.

29.- 

Fiesta de la Sagrada Familia.

Fiesta de la Iglesia Católica. 

31 .- 

iesta sintoísta. OMISOKA Japonés. 

Festival japonés que se prepara para el nuevo año limpiando santuarios sintoístas y altares budistas. Las campanas de los templos budistas son golpeadas 108 veces para advertir contra los 108 males que deben ser vencidos.